Tejidos de la Selva

Cultura Yekwana: El trenzado de cestas en Selva húmeda tropical.

maria-daniela

María Daniela Velasco

Diversos campos complejos individuales y colectivos de la vida reflejan su memoria en huellas materiales e inmateriales; así como, en murmullos de historias, diálogos, cultura y expresiones corpóreas entre los destellos de luz y los verdes claros y oscuros de la selva húmeda tropical. Al sureste venezolano (en los estados Amazonas y Bolívar) y la frontera con Brasil, entre esos verdes y como parte de ellos, hace vida la sociedad indígena Ye’kwana quienes día a día exponen a partir de sus dinámicas interpersonales y sus relaciones inter-especie su cosmovisión, la cual advierte sobre la relación “cultura-naturaleza-mundo invisible”, que guía sus acciones y que además funciona según lógicas muy diferentes a la del pensamiento occidentalizado.

En las recientes décadas, debido al crecimiento demográfico de las comunidades criollas, la emigración de muchos poblados indígenas a centros urbanos, las iniciativas del gobierno para establecer relaciones económicas, políticas y culturales con las comunidades indígenas; así como la explotación (ilegal) de recursos naturales en sus espacios, se presenta un proceso de occidentalización en los Ye’kwana que es latente y visible a través de muchos de sus rasgos estéticos-culturales (Caputo Jaffé, A. 2016). Un ejemplo de ello, son los cambios en la cultura del trenzado de cestas a partir de la cosecha de fibras naturales.

Fotografía: Mariapía Bevilacqua

Gran parte de la cestería amerindia cumple las funciones de carga, almacenamiento de objetos y alimentos, además de servir como soporte durante el proceso de preparación de ciertos rubros. Estas funciones suelen estar sujetas al contexto ritual de cada etnia. La cestería Ye’kwana refleja el funcionamiento y la estructura social, la división de labores entre géneros además de entrelazar contantemente el mundo cultural y domesticado de los humanos con el mundo “salvaje” y potencialmente peligroso de la naturaleza (Caputo Jaffe, A. 2016)..

Las cestas “waja tomennato” o las “waja tingkuihat” forman parte de la cultura material de los Ye’kwana. Aquellos tejidos realizados con complejas iconografías, como también aquellos con una elaboración más simple, son objetos vivos que poseen y expresan más que un sentido funcional. Cito el concepto de Santos-Granero expuesto en el segmento de Mariapia Bevilacqua en el libro “Piel de selva”: “la vida de las cosas manufacturadas trasciende el fin de aquellos que las elaboran y, acopia historias de vida vinculadas a las formas de relacionamiento entre las personas y los objetos, así como la semblanza del cambio de manos debido a su valor ritual, prestigio o herencia familiar”. Dicho esto, la cestería muestra el universo mítico que define y explica la existencia para los Ye’kwana.

Fotografía: Mariapía Bevilacqua

El rol del trenzado de cestas principalmente está sujeto a la sabiduría de los hombres, así lo indica el mito Iureke, que explica las funciones más importantes que cumple el género femenino y el masculino. Cada símbolo que tejen representa una identidad étnica propia con significados, que mantienen la cohesión de los Ye’kwana como sociedad. También, podemos decir que muestran los conflictos de los Ye’kwana ante las oposiciones entre lo visible y lo invisible, el caos y el orden, el ser y no ser (Guss, D. 1994). Las formas que observamos, en palabras de Anne-Christine Taylor, para el caso amazónico, las denomina “Las Urform” que son “unas formas elementales-geométricas que configuran parte del núcleo de una serie de figuras visuales o iconografías que determinan una idea: por ejemplo, un personaje mítico y sus derivaciones”. Debemos comprender que, en un plano estético, la plasmación visual de mitos deriva en múltiples sentidos al estar manifestados en formas que figuran solo ideas centrales, estas imágenes pueden entenderse desde varias perspectivas.

De un tiempo hasta la fecha, se ha ido desdibujando el significado de los símbolos en las cestas. El universo mítico expresado a través de este elemento de cultura material se ha adaptado y reinventado debido al distanciamiento del hombre Ye’kwana, con relación a este rol y cultura del trenzado de cestas, esto provocado por las funciones “modernas” que han estado asumiendo, como: el turismo, el comercio, la enfermería, la docencia en escuelas del gobierno y también en las minas de oro, donde han notado una reciprocidad económica más provechosa. (Caputo Jaffé, A. 2016)

Se da inició entonces, a un proceso de transformación de dichas cestas como objeto de arte, basado en la capacidad creativa e innovadora del mundo femenino, quienes ejercen el rol de mensajeras de una identidad individual y colectiva. Mencionado esto, la cestería contemporánea de esta sociedad tiene como protagonista a la mujer, inspirada en la iconografía ancestral del universo masculino del relato mítico “Watunna”. Además de lo comentado con anterioridad, tanto el hombre como la mujer Ye’kwana participan activamente como vendedores de cestas a comerciantes y turistas. En ocasiones prefieren comprarles estas cestas a las etnias vecinas que han aprendido la técnica de tejido de ellos, convirtiéndose en una nueva forma de ingresos en la economía Ye’kwana.

Para culminar, la sociedad de trenzado en dinámica sabiduría mítica entre los verdes claros y oscuros que ha logrado pervivir el contacto con “la modernidad” y la evangelización, no está evidentemente exenta de transformaciones con el pasar del tiempo. La cultura Ye’kwana se adapta y reinventa de acuerdo a las contingencias socio-económicas, políticas e históricas por lo que sus cambios en la apropiación del rol de elaboración de cestas no necesariamente significan una perdida de costumbres y conocimientos ancestrales. Podemos hablar de una actualización de los mitos a través de la cultura material, sin que esto signifique un abandono de sus sistemas de cosmovisión. La continuidad iconográfica observable, que ahora se encuentra en manos de las mujeres, merece estudios que permitan entender la complejidad y sus implicaciones en las formas de preservación de la transmisión del conocimiento ecológico tradicional y la cosmovisión de la cultura Ye’kwana. Finalmente, podemos observar que lo expresado es una muestra de sabiduría y cultura de selva húmeda tropical; una muestra de la diversidad cultural que hay en Venezuela.

Referencias bibliográficas

Bevilacqua, M. 2016. “Piel de Selva”. Fundación Sala Mendoza. Universidad Metropolitana, Venezuela. Pág.5-17
Guss, D.(1994). Tejer y cantar. Monte Ávila Editores. Caracas, Venezuela.
Caputo Jaffe, A. (2016). La cestería Ye’kuana masculina: mediaciones simbólicas entre lo indómito y lo domestico. ARGOS vol.33. N°64-65. Universidad Simón Bolívar. Venezuela.
Caputo Jafee, A. (2016). Abstracción y Mito: el mundo indígena en Venezuela: abstraccionymito.blogspot.com.